domingo, 19 de febrero de 2017

Casa Mediterráneo

La Casa Mediterráneo tiene su sede en lo que fue el edificio y vías de la estación de ferrocarril de Benalúa, también llamada estación de Murcia, en Alicante. 


Con esta ubicación se salvó de la piqueta el edificio de la estación que estaba en estado ruinoso. Atrás quedaron sus días de esplendor desde que se inauguraba la línea férrea Alicante-Murcia el 17 de julio de 1884 con la asistencia de Antonio Cánovas del Castillo, Presidente del Gobierno de entonces. El edificio fue construido por el ingeniero francés Alemandy al estilo clasicista italianizante y afrancesado. Con dos plantas y dos alas laterales destaca su balaustrada coronada por un reloj central y marquesina con detalles de fundición. La cubierta de hierro fundido es de la escuela de Eiffiel.


Su restauración se aprovechó para urbanizar y adecuar la fachada marítima de la entrada sur de Alicante dándole más protagonismo al peatón que al automóvil con amplias aceras, fuentes y zonas verdes.






Pero volvamos a la Casa Mediterráneo. Fue el proyecto estrella para Alicante de Rodríguez Zapatero, Presidente del Gobierno de España en ese momento. Lo anunció en un mitin en Alicante en las elecciones generales de 2007. Un lugar para el encuentro y la convivencia entre culturas y países ribereños del Mediterráneo. Al estilo de la Casa América en Madrid, la Casa Asia en Barcelona, Casa África en Las Palmas de Gran Canaria, Centro Sefarad-Israel en Madrid ó la Casa Árabe en Madrid y Córdoba, cada Casa con su función y desarrollo.






Fundada en 2009, la Casa Mediterráneo es miembro de la Red de Casas del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España (MAEC). Forma parte del consorcio público del que forman parte el MAEC, la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), la Comunidad Valenciana y los Ayuntamientos de Alicante y Benidorm. Responde a la necesidad política de ofrecer a la sociedad civil un lugar de encuentro donde practicar la diplomacia pública en un área geográfica determinada: el Mediterráneo. 

Su objetivo es fomentar el conocimiento e impulsar vínculos de amistad y cooperación en la región mediterránea. Estos son en concreto: contribuir a la creación de un espacio de paz, seguridad y prosperidad compartida en el Mediterráneo; ser un referente de diplomacia pública para España en la relación con los países mediterráneos; dar a conocer la realidad de los países ribereños a la opinión pública española, así como divulgar la realidad de España en los países de la región mediterránea; impulsar el tejido productivo y económico español, a través de la celebración de encuentros con empresarios de los países mediterráneos y responsables de economía de la región, ofreciendo alternativas de negocio a emprendedores.





Desde su fundación nació con un presupuesto millonario que nunca llegó, quizá por la crisis, quizá también por la falta de planificación, incluso por presiones políticas. Por la falta de medios y de ambición política, no se le ha dotado del protagonismo que se le quiso dar inicialmente para los asuntos internacionales de España en el Mediterráneo.

Almudena Muñoz, la última Directora General de Casa Mediterráneo hasta marzo de 2015, manifestó al dejar el cargo que asumió esta responsabilidad con “quiebra de facto” de Casa Mediterráneo y que tres años después, a pesar de los pocos recursos, dejó “estabilizada económicamente” la Institución y con una “programación enriquecedora”. Fue sustituida el 1 de abril de 2015 por el diplomático Miguel Oliveros, hasta ese momento Inspector General de Servicios en la Subsecretaría del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, habiendo estado destinado con anterioridad en las representaciones diplomáticas de Holanda, Marruecos, Venezuela y Reino Unido.

Por su parte, la Generalitat Valenciana ha propuesto al Patronato que la rige que la Casa Mediterránea trabaje contenidos nuevos y sea lugar de encuentro donde se debata la realidad que hoy vive la región mediterránea por ejemplo con la crisis de la inmigración y de los refugiados; así como tener presencia potente en tareas de cooperación internacional.



Con unos y con otros, de un partido político ó de otro, con el gobierno de España y con el de la Generalitat Valenciana, junto con los gobiernos municipales de Alicante y Benidorm, tienen que conseguir definir entre todos de una vez por todas a esta Institución con una identidad propia más diplomática, además de cultural.

Dónde está, organización, programación y actividades, pincha el siguiente enlace: 



No hay comentarios:

Guadalest

En un lugar estratégico en medio del Valle, esta población fue ambicionada por todos los pobladores de estas tierras. Guadalest, un pueblo ...

entradas populares