domingo, 31 de marzo de 2013

delfines, compañer@s de travesía inesperados pero bienvenidos


Salimos a navegar con un parte de fuerza cinco. El día promete. La bocana del puerto se ha rizado de pequeñas olas con un viento de poniente. Hoy (por el sábado 30 de marzo de 2013) navego en el Bolero, invitado por Juan Mi, su Armador, que me propone ponerme a la caña del velero desde que soltaos amarras.


Con el génova izado el velero se escora al salir del puerto. Rumbo al Cabo de Santa Pola. El mar, revoltoso, rizado, encrespado por el viento racheado y en aumento. Deja poco tiempo a la tertulia para el que va a la caña, pendiente de las rachas más fuertes, de otros veleros que se cruzan en nuestra derrota. Llegamos a navegar con hasta 32 nudos de viento aparente.


El mar burbujea, casi transparente, junto al casco. Una aleta aparece en superficie. Un delfín. Después otro. En pareja. Jugueteando entre ellos, quizá el y ella se han separado de la manada para tener un poco de intimidad, por eso que dicen que la primavera la sangre altera. Para algo el delfín es el mamífero marino más inteligente.


Los delfines han sido admirados por el hombre desde antiguo siendo protagonistas de mitos, leyendas e historias de marinos de todos los litorales. La mitología griega cuenta que los delfines antes fueron hombres: por una rebeldía el dios Dionisio los convirtió en delfines para velar por la buena suerte de los navegantes; a su vez, el dios Poseidón, que domina las aguas y el mar, siempre está representado con su tridente rodeado de delfines.

A diferencia de "Moby Dick", del escritor norteamericano Herman Melville, que narra la historia del ballenero Pequod y el capitán Ahab en la obsesiva persecución de una gran ballena blanca y contra todo lo desconocido, sus miedos y sus inquietudes; los delfines aparecen en las novelas como amigo del hombre. Estos son protagonistas de novelas como la titulada "Delfín", del peruano Sergio Bambarén, un delfín soñador que abandona la manada en busca de conseguir sus sueños y que con su perseverancia, su valentía, su superación personal, lo consigue. Los delfines también se han llevado al cine y a la TV. Fueron popularizados por Flipper, serie de la TV estadounidense. Flipper es un delfín de nariz de botella del parque temático y reserva marina de Coral Key Park, en el Estado norteamericano de Florida. Está protagonizada por este delfín y la familia de Ric O´Barry en la que sus hijos Sandy y Bud se hacen amigos inseparables de Flipper. 


Aunque no es la primera vez que se han visto delfines en la bahía de Alicante, ni será la última, es agradable verlos tan cerca jugueteando delante de la roda del velero, cruzando la proa, saltando, apareciendo y desapareciendo constantemente, sumergiéndose debajo del casco para volver a salir por babor ó por estribor. Unos compañer@s de travesía inesperados pero bienvenidos.

Fotografías de Francisco Rosser, Fernando Abengozar y el autor del texto de este artículo y de este blog.

No hay comentarios:

Guadalest

En un lugar estratégico en medio del Valle, esta población fue ambicionada por todos los pobladores de estas tierras. Guadalest, un pueblo ...

entradas populares