5 de enero, noche de reyes

Esta noche es la más esperada del año para muchos niños y niñas. Es la noche en la que esperan que los reyes magos de Oriente hagan realidad sus sueños, les colmen de regalos por portarse bien. 

Para ellos, para nosotros, es una noche mágica. Los niños  lo creen así, nosotros queremos que así lo crean. Porque es una noche de ilusiones, de esperanzas, de sueños a punto de cumplirse. 

En los tiempos que corren actualmente satisfacer estos deseos es importante. La sonrisa de un niño, de una niña, no tiene precio. Su alegría dibujada en su mirada, su entusiasmo demostrado con un gesto, su pasión infantil manifestada con la palabra, es la satisfacción del sueño cumplido. Ya crecerán y perderán la inocencia de ahora y se darán cuenta de las dificultades cotidianas para seguir manteniendo en casa la felicidad de los tuyos. 

También es una noche mágica para los adultos con la que pedimos a los reyes magos muchas cosas de mayores: trabajo, salud y poco de la buena suerte para salir adelante. 


Pero también es una noche para acordarnos de los demás y mirar al cielo buscando en aquella estrella, que trajo a los reyes de Oriente, una luz de esperanza que nos mantenga fuertes ante la adversidad, con el optimismo necesario para aprovechar las oportunidades que nos ofrece la vida. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

40 años de democracia española

Alicante, la millor terra del món

Imperator Hispaniae