poeta Miguel Hernández: Hijo Predilecto de Alicante a título póstumo

 

Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos,
que son dos hormigueros solitarios
y son mis manos sin la tuyas varios
intratables espinos a manojos.

No me encuentro los labios sin tus rojos,
que me llenan de dulces campanarios,
sin ti mis pensamientos son calvarios
criando cardos y agostando hinojos.

No se que es de mi oreja sin tu acento,
ni hacia que polo yerro sin tu estrella,
y mi voz sin tu trato se afemina.

Los olores persigo de tu viento
y la olvidada imagen de tu huella,
que en ti principia, amor, y en mi termina.

Imagen de tu huella. I. Miguel Hernández.

Su mirada, a veces ingenua, en ocasiones distante, otras alegre, del poeta Miguel Hernández, nos acercan a un hombre humilde en sus maneras y en sus actos, sencillo en el trato con conocidos y amigos, cariñoso con sus más allegados. Fueron grandes y atentos sus ojos. Y siempre bien abiertos, para empaparse de su entorno, de sus colores, de sus sensaciones. Para mirar y disfrutar del paisaje de Orihuela, su ciudad natal. Para leer la propia escritura de sus poemas, nacidos de lo más intimo de su ser. Fueron enormes sus ojos, amantes de la libertad y de la vida, tanto que incluso en el momento de marcharse para siempre tampoco quisieron cerrarse. Y entonces, con la mirada ya perdida, sin vida,  dejó un camino hecho, una huella imborrable, una puerta abierta a su poesía. Un legado permanente y eterno para disfrutar de sus sonidos, del juego que hizo con las palabras, del sentimiento que narraron sus sensaciones. Hoy (por ayer) el Ayuntamiento de Alicante le ha honrado como Hijo Predilecto de esta Ciudad a título póstumo.

ojos

“Hoy, el Pleno del Ayuntamiento de Alicante, del que me siento enormemente afortunada en presidir - en palabras de Sonia Castedo, Alcaldesa de la Ciudad por el Partido Popular - rinde homenaje a nuestro POETA, en mayúsculas, inmunizándose por fin contra esa terrible enfermedad llamada “OLVIDO”. Hemos necesitado casi 70 años, treinta de ellos en Democracia, para gritar “BASTA YA”. Basta ya a su olvido, basta ya a su recuerdo sesgado, pero, en especial, basta ya a la terrible encrucijada que supone conocer a alguien sin conocerlo. Porque aunque nos neguemos a decirlo, Miguel era, hasta hace muy poco tiempo, aún un extraño para casi todos nosotros.

alimiguel[1]

Pablo Neruda dijo: “¡Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo! ¡Darle la luz! ¡Dársela a golpes de recuerdo, a paletadas de claridad!” Y eso es lo que vamos a lograr hoy, señoras y señores Concejales.  Recordarlo, por fin, con los ojos bien abiertos. Esos mismos ojos que él, en su lecho de muerte, se negaba a cerrar”.

miguel_hernandez[1]

En este acto estaban presentes Lucía Izquierdo, nuera de Miguel Hernández y Mª José Hernández, hija de esta y nieta del poeta. No han podido contener su emoción. Sus ojos, inundados de lágrimas de admiración hacia Miguel y su poesía, despiertan la memoria de cuando Miguel disfrutaba de la risa de su hijo, marido y padre de cada una de estas mujeres. Gestos de ayer que recuerdan algunos de sus versos, escritos ya con un sentimiento de despedida:  

Con dos años, dos flores
cumples ahora.
Dos alondras llenando
toda tu aurora.
Niño radiante:
va mi sangre contigo
siempre adelante.

Sangre mía, adelante,
no retrocedas.
La luz rueda en el mundo,
mientras tu ruedas.
Todo se mueve,
universo de un cuerpo
dorado y leve.

Herramienta es tu risa,
luz que proclama
la victoria del trigo
sobre la grama.
Ríe. Contigo
venceré siempre al tiempo
que es mi enemigo.

3. Otros poemas del ciclo Cancionero y Romancero de Ausencias. Una de las últimas poesías de Miguel Hernández, en la cárcel

Y venció al tiempo, al odio, a la sinrazón de sus enemigos, que han trascendido en la historia por la herencia que el poeta Miguel Hernández nos dejó y de la que podemos disfrutar ahora con esa libertad que a él le faltó. Y son sus descendientes, “sangre mía”, los que pregonan con su obra esa reconciliación que entonces no fue posible y que ahora manifiestan con sus poesías que son leídas por boca de personas de toda ideología, credo ó condición.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alicante, la millor terra del món

40 años de democracia española

Españoles en Argelia, historia de una emigración