llenarán el camino de pinceladas de colores

 

colores de otoño

Son los campos los que están cambiado. Son sus colores los que están mudado de piel. Es la tierra húmeda la que pisamos, la que deja huella en esta hora vespertina. Son las ramas de los árboles las que irán quedando desnudas. Son sus hojas las que llenarán el camino de pinceladas de colores. Porque ya es Otoño, esa estación tránsito entre el rigor de los calores del verano al rigor de los fríos del invierno.

Es en la ciudad donde mudan también los ruidos,  las calles vuelven a poblarse de estudiantes menudos que se han incorporado a clase en un nuevo curso, las paradas de autobús se pueblan de funcionarios que usan el transporte público para ir a trabajar, las fábricas recuperan sus turnos, los bancos sus ofertas de hipotecas, ... Todos recuperamos el aliento de horas pasadas, dejadas atrás, como un recuerdo, con un adiós. Todos volvemos a la rutina, al trabajo, a la vida.

En el campo y en la ciudad la luz parece que se extingue antes, antes se marcha el sol, antes llega la noche. Y en cada amanecer el manto de las hojas caídas es mayor, como mayor es la esperanza de que cada día es diferente.  Cada día tiene una sorpresa. Cada día podemos encontrar una sonrisa destinada a nuestra mirada. Cada día es un regalo. Mientras las hojas de los colores de Otoño nos visten de nostalgia, a veces, también de alegría, siempre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alicante, la millor terra del món

40 años de democracia española

Españoles en Argelia, historia de una emigración