viernes, 5 de enero de 2018

noche mágica de Reyes Magos



Si hay en el año una noche mágica, esa es la de los Reyes Magos de Oriente, esos que vinieron a adorar al niño Jesús y que, con el tiempo, se transformó en una fiesta lúdica a favor de la felicidad de los niños a los que se les colma de regalos si durante el año se han portado bien. Por tierra, mar y aire llegan a nuestros pueblos y ciudades para recorrer calles y plazas para cumplir las ilusiones de tantos que lo esperan todo de ellos sin conocerlos de nada.


Pero ¿que sabemos de estos Reyes Magos?. La Biblia se refiere a que eran magos, no dice su número, ni menciona que fueran reyes. A partir del siglo III se interpretó que podían ser Reyes por sus regalos: oro, incienso y mirra, y por las iconografías que los representaban de generación en generación. Y en número de tres por ser este el número de la mención de sus regalos.

En el famoso mosaico de San Apollinaire Nuovo de Rávena (s.VI) se representa a los Reyes Magos ataviados al estilo persa.



Es en el siglo XVI cuando se les representa con los rasgos de las razas conocidas de la Edad Media: Melchor, blanco y con barba rubia, como europeo; Gaspar, moreno y con barba negra, asiático; y Baltasar, africano. Y es desde este momento cuando a Baltasar se le representa de color negro.


A partir del siglo XIX en España se celebra la noche de Reyes Magos en la víspera de la Epifanía del Señor y se daban regalos a los niños. Fue en 1885 cuando se hizo la primera Cabalgata de los Reyes Magos en Alcoy. Y posteriormente se popularizó esta representación en toda la geografía española. Desde entonces es un acontecimiento social donde la ilusión se multiplica en espera de esta noche mágica en la que los Reyes Magos llevan los regalos a las casas mientras los niños duermen. Desde el amanecer del 6 de enero es día de júbilo familiar donde los niños van de su casa a la de sus abuelos y tíos en busca de esos regalos tan ansiados. Se convierte en un día de encuentro y de muchas emociones que se recordará pasados muchos años.


No hay comentarios:

Navegar por el Wolfgansee. Entre Sankt Gilden y Sankt Wolfgang

Navegar por un lugar diferente al que estás habituado siempre es un aliciente, hacerlo en un lago cubierto de nubes y lloviendo sin para...

entradas populares