martes, 14 de noviembre de 2017

Que Dios me perdone



Que Dios me perdone por el disgusto que me corroe por dentro, debido a una decisión impuesta e ilegal. No acepto que esa minoría me usurpe, aunque sea por una horas, la Cataluña que admiro, esa Cataluña que ha dado y seguirá dando tanto a España, esa Cataluña emprendedora y del sentido común.

Que Dios me perdone por la pérdida de fe en el ser humano, pero no en todos sino en aquellas personas que se suponen que son inteligentes pero que han antepuesto sus intereses al interés general. Personas que han hecho de una ilusión una mentira, de un sueño un engaño. Personas que para esconder sus vergüenzas se han amparado en la ilegalidad. Personas a las que sólo les importa su ambición aunque para lograr su objetivo perjudiquen a todo un pueblo al que han engañado con embustes.

Que Dios me perdone por la tristeza, por el desasosiego, por la incertidumbre, que me ha provocado una minoría rupturista, fracturando a la sociedad y señalando con el dedo como a malos a los que no opinan como ellos. 

¿Qué pasará cuando no pase nada, cuando se declare ilegal la independencia y se restaure el orden constitucional?, ¿qué pasará cuando se recupere el Estado de Derecho, cuando el Estatuto de Autonomía se aplique de nuevo con normalidad, cuando la Constitución española vuelva a ser la norma suprema de todos los catalanes, cuándo se restaure la legalidad?. Volverá todo a la normalidad, sí, pero dejará en el camino a muchos que se sentirán engañados por unos pocos produciendo unas heridas difíciles de cicatrizar en poco tiempo. Este será el legado de los representantes políticos independentistas.

Disfruten esta noche de esa ilusión republicana, y recuerden que hoy la Constitución española ampara cualquier ideología, también la suya, siempre que estén al amparo de la ley. Cataluña amanecerá española y España será un poco más catalana cuando se restituya el orden constitucional. 

El Gobierno español y los partidos constitucionalistas ya han puesto los medios para que así sea: cese del Gobierno de Cataluña y elecciones autonómicas para el 21 de diciembre para constituir un nuevo parlamento, además de otras medidas.

Publicado con anterioridad en mi columna de opinión del periódico Alicante Press.

No hay comentarios:

Un astronauta en la catedral de Salamanca

Callejeando por la monumental Salamanca, admiramos sus edificios de noble fábrica, Patrimonio de la Humanidad con el resto de su casco a...

entradas populares