Mirando este atardecer que tiene los colores de la Navidad

Mirando este atardecer que tiene los colores de la Navidad si consideramos el rojo su color representativo. Después de las comidas de Navidad. La de Nochebuena, la cena más importante del año. La de Navidad, la segunda oportunidad de reunirnos toda la familia en estas fechas. Con los que están lejos y han vuelto para estar juntos estos días y los que no están tan lejos pero como si lo estuvieran. Porque si la Navidad tiene algo que la caracteriza en todo el mundo son las reuniones de toda la familia. Sin olvidarnos que todo nació en un pesebre, allá en Belén, con el niño Jesús, que a muchos se les olvida.
Reflexionando, mientras observo este atardecer. Y este mar que parece que se duerme poco a poco mientras llega la noche que vestirá el cielo con estrellas. Mirando al pasado pero aferrándonos al presente para fomentar que sea mejor el futuro. Recordando a los que ya no están entre nosotros porque partieron en su eterna travesía. Y a los que están pero que hace tiempo que no has visto y los añoras tanto.
La Navidad es esa unión de tantas cosas y de tantos sentimientos. También de reconfortarte contigo mismo, además de disfrutar con los tuyos, familiares y amigos, con los que de verdad te aprecian, desean tu bien y que lo compartas con ellos. La Navidad también es el recuerdo entrañable, el abrazo del ayer, el apretón de manos del mañana, con el espíritu de fraternidad de aquél niño que nació en Belén.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alicante, la millor terra del món

40 años de democracia española

Españoles en Argelia, historia de una emigración