master class de Fran Vignale, reportero a bordo

Convicción, tenerlo claro y saber transmitirlo. Esta es una de las sensaciones que tuve en el master class del pasado martes 10 de noviembre en el Museo de la Volvo Ocean Race de Alicante. Nos la dio Fran Vignale, el reportero del velero Desafío Mapfre de la vuelta al mundo a vela de la Volvo Ocean Race. Fran contó muchas cosas. Su desarrollo profesional y ganas de aprender antes de participar en esta gran regata. Su ilusión y su empeño en alcanzar este sueño, con su esfuerzo y su dedicación en lograr esta meta.

Durante cerca de 90 minutos no paró de transmitir mensajes positivos de esa profesión en ese espacio tan reducido de un velero. Contó sus muchas tareas, su afán de contar historias con las fotos y con los vídeos, su permanente comunicación motivadora con la tripulación, conversaciones en las que tenía que despertar el interés del compañero para que le contara sus sensaciones de ese día, intentando no molestar porque la prioridad era la navegación y la competición. Manifestó su destreza con el satélite para transmitir las noticias y la narración de sus historias. Narró la vida a bordo, los momentos de relax, el tiempo de dormir ó de comer después de un día duro de mar, las horas mágicas contemplando cómo amanecía y las fuertes tonalidades de los atardeceres …
"atado y con el susto de mi vida. Xabi me agarró del chaleco y me empujó hacia arriba"
Destacó el nerviosismo cuando otro velero les seguía de cerca por la popa ó por la amura de babor ó de estribor y la forma de captar esa atención de la tripulación hacia su rival. Fue capaz de fotografiar la dureza de este deporte, el cansancio en las miradas, las manifestaciones de júbilo ante la victoria. También contó el miedo que tuvo en algunas ocasiones como la situación límite que tuvieron que superar en el océano sur “cuando tumbamos fui el que quedó más pegado al agua, atado y con el susto de mi vida. Xabi me agarró del chaleco y me empujó hacia arriba, dándome tiempo a impulsarme y poder salir de esa situación”, añadiendo que “los que estaban durmiendo quedaron aplastados por el ‘stacking’ del barco ya que al irse de lado les vino todo encima, encerrándolos entre la litera y la cubierta”. Minutos después de la ‘tumbada’ los primeros tripulantes lograron salir del velero y empezaron a ayudar a los que estaban en cubierta con la recuperación del “MAPFRE”. Entre todos lograban enderezar el velero, enrollaron las velas y traslucharon para volver a su sitio. Como consecuencia, dos de las velas -la mayor y un foque- sufría daños que la tripulación consiguió reparar.
“si uno caía en cubierta, antes de pensar en levantarse ya tenía la mano tendida del compañero para levantarlo”
Manifestó muchas frases para el recuerdo, pero de todas me gustó mucho cuando se refirió al equipo como unidad, como una sola fuerza, como un todo. Fue crucial cuando dijo “si uno caía en cubierta, antes de pensar en levantarse ya tenía la mano tendida del compañero para levantarlo”, fuera cual fuera el riesgo, la estabilidad ó la velocidad del velero. Esto es lo que hace grande a una tripulación, a un equipo, y esto es lo que permite conseguir objetivos y alcanzar victorias. La del sponsor, también las del fuero interno de cada uno. Esta fue para mí la verdadera lección de este master class, no sólo de las técnicas y las formas de retratar fotografías ó filmar vídeos a bordo (Las fotografías de este asrtículo desde el velero están hechas por Fran Vignale, reportero a bordo del velero Desafío Mapfre)
Al hablar personalmente con el encuentras en sus palabras la cercanía del amigo, la sinceridad del que no tiene nada que ocultar, la aventura de su mirada con tantas millas en su cuaderno de bitácora, con el deseo y el entusiasmo de volver a emprender la próxima travesía.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alicante, la millor terra del món

Españoles en Argelia, historia de una emigración

Barcos de vapor en “El amor en los tiempos del cólera”.