domingo, 7 de septiembre de 2014

con un libro bajo el brazo allí donde te encuentres


Una de las cosas que nos diferencia a los humanos de los animales es nuestra capacidad de comunicarnos con la palabra. La comunicación pasó de ser sólo por gestos ó por sonidos a manifestaciones escritas. Desde antiguo conocemos diversas maneras de expresar por escrito la vida cotidiana. Esta expresión más gráfica quizá sea la egipcia. Mucho después, la recogida por los monjes en la soledad y el silencio de sus monasterios haciendo verdaderas obras de arte con la expresión escrita y dibujos de bellos colores. Todo esto ha ido evolucionando hasta nuestros días, desde la invención de la imprenta a la actual era digital que pone en peligro esta manera de contar la historia, la filosofía, la política, la vida cotidiana.

Nuestros antepasados nos han dejado un legado escrito de enorme importancia. Bibliotecas llenas de sabiduría que perdurarán siempre.

Esta manera de expresarnos por escrito nos ha dado grandes momentos a través de la literatura. Libros de ficción, ensayos, biografías, etc, nos han invitado a envolvernos en un mundo que seguramente no es el nuestro, a recorrer territorios ajenos, a vivir aventuras insospechadas, a empaparnos de ambientes desconocidos, a ponernos en la piel del protagonista de la historia ó de la novela que tenemos en nuestras manos, a pasar largas horas apasionantes.

Bajo un árbol, en una plaza pública, desde el sillón del salón de tu casa, cualquier lugar es bueno para disfrutar de un libro, siempre que lo narrado secuestre tu sentido y te embriague con su historia.



junto a la Capilla Real de Granada (España)

Con el rumor del viento sobre las hojas de los árboles ó del vaivén de las olas en la orilla ó desde el silencio de un rincón de tu casa ó incluso de una ciudad, coge un libro y disfruta, participa de lo escrito, forma parte de la trama y deja correr los minutos que ya habrá tiempo de volver a tu realidad lejos de la fábula, de los sueños de otros, de las desesperaciones de algunos. Pero siempre con un libro bajo el brazo allí donde te encuentres. Tu mente lo agradecerá, tu sosiego también.


No hay comentarios:

Guadalest

En un lugar estratégico en medio del Valle, esta población fue ambicionada por todos los pobladores de estas tierras. Guadalest, un pueblo ...

entradas populares